sábado, 24 de noviembre de 2007

Guía de Excursiones: El Pardo, por José Giner Pantoja

En el primer número de la revista Residencia, editada por la Residencia de Estudiantes, en el año 1926 aparece una guía de excursiones por El Pardo, a cargo de José Giner Pantoja.





3 comentarios:

Diego Ponce dijo...

Interesante artículo, Javier, y no menos interesantes fotos. Es la primera vez que las veo; probablemente las hiciera el autor del artículo. ¿Dónde estaría la altísima tapia que aparece en la fotografía de la procesión? ¿Tal vez en el mismo convento...?

Pero Giner hace algunas afirmaciones en su escrito que me dejan confuso, porque en la época en que escribió ese artículo la historia moderna de El Pardo ya estaba bastante establecida. Dice Giner:

Ya en el siglo XVI perdió la parte de Viñuelas, monte que aún se conserva, y en el final del XVIII y en los comienzos del XIX se segregaron grandes trozos correspondientes a las estribaciones del Cuchillar (Hoyo y Torrelodones).

Malamente pudo el monte perder Viñuelas en el siglo XVI, cuando Viñuelas se compró el 21 de abril de 1751 al Marqués de Hinojares por 1.811.503 reales y 31 maravedíes. Fue vuelta a vender en 1870, como contribución real a la desamortización de Mendizábal, aunque siguió perteneciendo al término municipal de El Pardo hasta su anexión a Madrid, en 1951.

En cuanto a los supuestos trozos de Hoyo de Manzanares y Torrelodones, quedaron fuera del monte al levantarse la pared, en 1750. Esto fue, evidentemente, a mediados del XVIII, y a partir de entonces no había nada que segregar al norte de la tapia.

Hay más. Más adelante asegura:

La escultura del Cristo es obra hecha en Valladolid por Gregorio Hernández, y que estuvo en la alcoba de Felipe III hasta su muerte, en cuyo tiempo pasó a este Convento de capuchinos.

Esta afirmación también me deja perplejo. Es sabido que el Cristo estuvo en el oratorio de Felipe III (no en su alcoba, ¡a quién se le ocurre!) hasta 1615, en que fue donado al convento de Capuchinos y trasladado al mismo en solemne procesión. Esto ocurrió seis años antes de que muriera en 1621.

Sin duda, como dice la famosa locución latina, alguna vez también se duerme Homero.

Javier Fernández dijo...

Sí tienes razón. Creo que confunde el Cristo con la Virgen del Consuelo.

También este artículo es el único que fecha la construcción de la torre de la Capilla de Palacio.

Seguramente fue él quien hizo las fotografías. Hay textos que dicen que José Giner era amigo de todos los párrocos de Castilla, y habiéndose criado en El Pardo es probable que tuviera una buena relación con los frailes del Cristo.

Otra de las cosas que me gusta del artículo es la descripción de las rutas excursionistas que se pueden hacer por el interior del Monte.

Un saludo

Javi

Diego Ponce dijo...

Quiero publicar una rectificación a una afirmación mía. En un comentario al artículo "Guía de excursiones: El Pardo, por José Giner Pantoja", aseguraba yo:

En cuanto a los supuestos trozos de Hoyo de Manzanares y Torrelodones, quedaron fuera del monte al levantarse la pared, en 1750. Esto fue, evidentemente, a mediados del XVIII, y a partir de entonces no había nada que segregar al norte de la tapia.

Estaba en un error. He leído que la finca Casa Blanca, que está kilómetro y medio al norte de la portillera de los Bolos, no fue vendida hasta 1803. Yo creía que todas las propiedades que quedaron fuera de la tapia se vendieron al tiempo de levantar la misma.